¿Alquilar VS Comprar?

La era digital en la que nos encontramos ha cambiado las reglas del juego haciendo que tanto particulares como empresas necesiten cada vez más recursos para poder mantenerse en el top de los avances tecnológicos.

Uno de los mayores impedimentos y que más quebraderos de cabeza provoca es el alto precio que supone el conseguir la tecnología más actual. Para ese pequeño emprendedor que empieza su sueño comprar los dispositivos informáticos que necesita puede suponer el correr riesgos empresariales desde el inicio. Así mismo, para un particular no contar con la última tecnología puede suponer quedarse atascado en el frenético proceso de los avances tecnológicos. 

¿Por qué el renting es la mejor alternativa a la compra?

Para empezar tendrás menos gastos ya que únicamente pagarás por el tiempo que utilices los dispositivos, sin necesidad de preocuparte por la amortización de estos y sin haber pagado el precio completo que te hubiese costado comprarlo. Consiguiendo mantener un mayor control de tus gastos, al tratarse el renting de una cuota mensual.

Siempre estarás a la última en la tecnología ya que el renting tecnológico te permite tener los dispositivos más avanzados y renovar continuamente. Por lo que ni tú ni tu empresa se quedarán nunca en la retaguardia del avance tecnológico.

Si tienes una empresa obtendrás ventajas fiscales ya que la renta de un alquiler figura como gasto y es deducible al 100%. Asimismo, el IVA se devenga en su totalidad.

Renting tecnológico flexible

En Emendu nuestra misión principal es que nadie se quede atrás tecnológicamente. Por eso en nuestro modelo de renting tecnológico flexible no tiene cabida la permanencia. Por lo que no tendrás ataduras a largos plazos y de ahí que se llame flexible ya que tienes plazos desde solo 3 meses. Para que utilices el dispositivo cuando te haga falta y, cuando no, lo puedas devolver pagando solo por el tiempo que lo has utilizado.

Open chat